Opinión

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la anarquía minera, respaldarla, para de allí llevar oro al Banco Central de Venezuela, un oro manchado de caos y sangre”, sostuvo un trabajador minero del sur de Bolívar.

Miércoles, 14 Febrero 2018 00:00

Para salvar a la región (y al país) hay que vivirla, conocer en rigor las vivencias y anhelos y la manera como se asocian los conceptos de justicia y progreso, propone Otto Jansen.

Elogiada por Teresa de la Parra y Gabriela Mistral, venerada en Europa pero reducida al anonimato en su propia tierra, la poeta guayanesa tiene un legado literario que habla del pulso narrativo del que es capaz el gentilicio.

El supuesto atentado presidencial en los primeros días de este mes, convertido en burla nacional sin importar la gravedad que tal ...

Al observar los borbotones del Orinoco, del Caroní o del Caura, asalta la inquietud sobre el espíritu de la población que ha resis...

El historiador Rafael Marrón González continúa su repaso de la vida del Libertador en su columna de esta semana. ...

Ya sabemos que este año que termina hemos tenido pupitres vacíos: no vino aquel niño porque no tuvo para el transporte, el otro po...