Jueves, 21 Junio 2018 00:00

“Lo que estamos cosechando con salarios de $ 1 es la debacle del modelo económico del socialismo del siglo XXI”

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Un asalariado no puede vivir hoy en día en Venezuela con el fruto de su jornada de trabajo Un asalariado no puede vivir hoy en día en Venezuela con el fruto de su jornada de trabajo Fotos William Urdaneta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Maduro profundiza debacle económica con nuevo aumento de salario mínimo sin medidas para controlar la inflación

barra 4naranja220

Una familia requiere más de siete salarios mínimos al día para comer

barra 4naranja220

Trabajadores venezolanos luchan por sobrevivir entre míseros salarios e incontrolable hiperinflación

 

Jesús Ramos gastó en una mini compra de frutas y vegetales, este jueves, un monto equivalente al nuevo salario mínimo nacional: Bs. 5.196.000. En su bolsa ecológica cargaba, apenas, monte surtido, una pequeña piña, un trozo de auyama, dos plátanos, un montoncito de hortalizas y una mano de cambur. Nada más. Ni proteínas, ni lácteos. La compra no le rendirá por más de una semana pero, en la práctica, ya agotó lo que según el Gobierno alcanza a un asalariado para vivir un mes.

El nuevo salario mínimo fue celebrado por el presidente Nicolás Maduro con bombos y platillos. Pero lo que aplaude como la protección para la clase trabajadora representa apenas 2,3% del costo de la canasta alimentaria familiar, que en mayo se ubicó en Bs. 220 millones.

Comparado con el fluctuante dólar paralelo, el ingreso mínimo legal de los asalariados venezolanos equivale a $ 1,7, un retroceso que agudiza el empobrecimiento y debilita el mermado poder adquisitivo de los trabajadores, que han tenido que sabanear más opciones de trabajo para subsistir.

A juicio del economista Douglas Becerra, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), el cambio de modelo económico planteado por el llamado socialismo del siglo XXI y que nunca ha sido claramente definido, “ha generado una caída sustancial de la productividad económica y esto se ve reflejado en la caída abrupta del salario”.

“A esto tenemos que sumarle que al país se le cerró la fuente de financiamiento externo y la producción petrolera ha declinado considerablemente, por lo que al Estado le es imposible mantener el salario estable en el tiempo, lo que estamos cosechando con salarios de $1 es la debacle del modelo económico planteado”.

Para Becerra, esta caída del salario ha sido planificada “para someter a la población a la voluntad política a través del hambre y la necesidad de medicamentos”. “Hasta que no se resuelva el problema político, el salario en Venezuela no va a poder crecer. En caso de que el Gobierno se siga manteniendo en el poder, posiblemente en los próximos años podamos tener salarios de $10 a $20, al igual que en Cuba, pero el Gobierno no va a querer que el salario crezca sobre ese nivel porque la pobreza es la vía de sometimiento político”, explicó.

El profesor universitario recalcó que el proceso de descapitalización de la población que impide, a través del salario, la adquisición de la canasta alimentaria, debe estar generando una presión enorme en el régimen de Nicolás Maduro.

“Este incremento de salario mínimo lo que va a hacer es acelerar la tasa de depreciación de la moneda, por lo que uno puede estimar que en tres semanas el tipo de cambio va a estar sobre los 5 millones de bolívares, haciendo que el nuevo salario mínimo vuelva a ubicarse en aproximadamente un dólar”.

Derrumbe progresivo del salario vs Dólar Today

Becerra elaboró una data de seguimiento del salario mínimo legal en Venezuela en dólares, calculado según el tipo de cambio de Dólar Today que, por años, ha servido como referencia para la cotización de productos y servicios en el país en una especie de dolarización informal, que se acentuó cuando el país entró en hiperinflación en 2017.

El economista aprecia el derrumbe del salario del venezolano, pues indica que cuando inició el registro el ingreso mínimo equivalía a 290 dólares y actualmente es de 1,79 dólares mensuales.

  Salario221
El diputado a la AN y economista, José Guerra, propuso recientemente al sector laboral exigir un recorte en el tiempo de pago de sueldos y pensiones, a una frecuencia semanal
 

En los últimos dos años, fue septiembre de 2016 el mes en el que el salario mínimo registró la mayor tasa en dólares de $63,60, específicamente. En esa oportunidad, el salario mínimo y el bono de alimentación sumaban Bs. 65.056,7 y el dólar paralelo se ubicaba en Bs. 1.022,98.

Un año después, en septiembre de 2017, con el dólar paralelo en Bs. 18.470,97 el salario del trabajador venezolano equivalía a $ 17,62.

Desde enero de 2018, según Becerra, el salario integral del venezolano ha estado por debajo de los $10, tocando fondo en las últimas semanas. Cuando Maduro anunció el aumento salarial, la equivalencia era de $2,01, pero este jueves había retrocedido a $1,79 por mes.

“El problema de los políticos es que no saben hacer el milagro de la multiplicación de los panes de Jesús y una forma de disminuir las presiones sociales es a través de la emisión de decretos de aumento de salario mínimo (…) pero los aumentos no se pueden hacer a través de vías legales, sino de políticas económicas”, reiteró, un faltante en el que coinciden numerosos economistas venezolanos, que critican la falta de una estrategia económica para afrontar los problemas estructurales del país.

Becerra indicó que los incrementos salariales dependen, entre otros factores, de la productividad del trabajo en la economía, de acuerdo con los niveles de inversión, “en la medida en que se incrementa la inversión se incrementa la demanda de empleo y el salario en el tiempo”.

El caso venezolano, sin embargo, es un coctel de retroceso productivo, desinversión, pérdida de calidad del empleo y, en ese contexto, el gobierno de Nicolás Maduro realiza frecuentes aumentos salariales que agravan todas las variables.

Saltos sin freno

La comisión de finanzas de la Asamblea Nacional precisó que en mayo la inflación escaló 110,1%, la mayor variación en lo que va de 2018, lo que ubica la inflación acumulada de precios en 1.995,2% en los primeros cinco meses del año.

El diputado José Guerra propuso, recientemente, cinco elementos para erradicar la hiperinflación: que el fisco no pueda gastar más de lo que le ingresa; eliminar el control de cambio; prohibir al Banco Central de Venezuela (BCV) la emisión de bolívares sin respaldo en oro o divisas convertibles y refinanciar la deuda externa para mejorar las finanzas públicas y dar viabilidad a un nuevo esquema cambiario.

En el corto plazo, propuso al sector laboral venezolano exigir que se recorte el periodo de pago de sueldos y pensiones a una frecuencia semanal, para evitar la pérdida que ocasiona el cuadro de hiperinflación.

Visto 2393 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Junio 2018 19:33

La actividad comercial en Ciudad Guayana acató el decreto de día no laborable este 20 de agosto, salvo algunos negocios y vendedor...

Salvo escasas excepciones, en Ciudad Guayana la mayoría de los comercios funcionaron con normalidad hasta el viernes en la noche, ...

“El petro será el mecanismo de anclaje para buscar el equilibrio revaluador de la moneda, del salario y los precios”, dijo el dict...

Sudeban activó el 0800 Sudeban (0800-7833226) que funcionará las 24 horas, para atender “cualquier contingencia” que se presente e...